DEPORTES

Con polémica, Boca llegó a la final de la Copa Argentina sin ser más que Argentinos Juniors

Boca alcanzó anoche en Mendoza la final de la Copa Argentina al vencer por 1 a 0 a Argentinos Juniors, que no fue menos que su rival pero terminó sucumbiendo solamente por el oportunismo goleador del joven Luis Vázquez.

La paridad fue la que identificó el desarrollo de un partido que tuvo a al Bicho con la posesión de la pelota a partir de su superioridad en la mitad de la cancha y a Boca, aun con su inexpresividad futbolística habitual, insinuando peligro cada vez que la pelota merodeó por las cercanías de sus tres hombres de punta.

Ellos tres, el reaparecido Sebastián Villa, el siempre peligroso centrodelantero Luis Vázquez y el cordobés Cristian Pavón, fueron una "espada de Damocles" que Boca blandió sobre la defensa de Argentinos, aunque nunca estuvieron finos durante la primera etapa como para asestar el golpe que cortara con la última línea de Argentinos.

Document

No obstante, el Xeneize se puso en ventaja a los 10 min del segundo tiempo con un tanto de Vázquez, que desvió un tiro libre de Villa. De igual forma, el partido seguí parejo, lo que hacía que el resultado apareciera injusto.

Esa sensación se agudizó aún para los de La Paternal cuando apenas cinco minutos más tarde el árbitro Fernando Echenique anuló un tanto de Argentinos por una aparente posición adelantada del autor del gol, Reniero, tan compleja de advertir como de interpretar reglamentariamente.

Sin embargo, con lo mencionado, con muy poquito, a Boca le alcanzó para convertirse en finalista de la Copa Argentina después de una semana muy difícil, agudizada por la derrota como local frente a Gimnasia y Esgrima La Plata por la Liga Profesional y la posterior "reprimenda" de su vicepresidente, Juan Román Riquelme.

MIRÁ EL RESUMEN

Por

DESTACADOS

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

VER MÁS ENDEPORTES