EDITORIALSUPER_DESTACADA

EDITORIAL | El Messi más maradoneano de la historia

Por Axel Laurini

Sangre, sudor, lagrimas. La vida puesta en un campo de fútbol. La necesidad y un sueño: ser campeón con la Selección Argentina. Seguramente Lionel Messi cambie parte de su gloria, quizás toda la que ha conseguido a lo largo de su vida con el Barcelona de España, con poder levantar un trofeo con la camiseta celeste y blanca.

En esa intención y anhelo de uno de los mejores jugadores de la historia deportiva en el mundo entero (porque debe estar en ese ranking que el periodismo o los propios fanáticos tienen por ese juicio de que uno es mejor que el otro), se pueden ir viendo en distintos mensajes de un futbolista más terrenal, con muchos significados que se acercan a la figura de Diego Armando Maradona.

Probablemente, el astro que juega en el equipo que dirige Lionel Scaloni, o aquel chico que daba sus primeros pasos en la Mayor con José Pekerman, o el que casi llega a tocar el cielo con sus manos con Alejandro Sabella en el banco o el que se quedó con las ganas de gritar campeón con Gerardo Martino, nunca eligió esto para su vida.

Messi wanted to devote a moving message to Sabella, sadly died

Foto: Con Sabella, la resignación de quedar a minutos de la eternidad.

Sabe, comprende y tiene la responsabilidad asumida en sus espaldas de que es el gran futbolista argentino del post Maradona y que la gente espera de él otro título del mundo, pero él seguramente nunca buscó lo que conlleva tener que lograr eso. Los hinchas esperan en su juego o su actitud, algo similar o cercano a lo que fue el mejor futbolista de todos los tiempos y lo están empezando a palpar.

No fue fácil y concretamente no debe ser pensado, pero luego del fallecimiento del astro el pasado 25 de noviembre, cuando en aquel entonces dirigía a Gimnasia y Esgrima La Plata, se comenzaron a notar señales personales de Messi  en ese afán de los hinchas (y quizás personal del propio "Leo") en convertirse en ello.

A sus 34 años y ya en el final de su carrera, o en el principio del fin (aunque a los fanáticos del fútbol nos cueste aceptarlo), el jugador se puso en pie de guerra contra el Barcelona, quiso irse luego de la fatídica participación del equipo en la Champions League buscando mayor competitividad e hizo recordar lo que fueron las grandes peleas de Maradona a lo largo de su carrera contra los magnates de este deporte, hasta la FIFA fue vapuleada por el "Diez".

Los problemas no terminan: La policía exige documentos al Barcelona por el caso “Barça Gate” - La Opinión

Foto: El recordado "Messi Gate", estuvo a nada de ejecutar su cláusula y seguir su carrera en Manchester City.

Y todo ello tuvo un único motivo, más allá de que todo futbolista quiere competir de la mejor manera y en la élite los detalles son decisivos, el factor determinante tuvo que ver con las ganas del crack de seguir vigente para llegar de la mejor manera a Qatar 2022. Sabe internamente que ese será el punto culmine y, como es un animal, pretende ir por todo y todo es quedarse con la Copa del Mundo.

Lo último tiene que ver con esta actualidad, la Copa América de Brasil y la doble fecha de Eliminatorias Sudamericanas, que encontraron a Messi muy enchufado, disfrutando al máximo la concentración en el predio de la Asociación del Fútbol Argentino en Ezeiza. La mente está puesta, el corazón y su energía también, en intentar lograr el título en este certamen.

TyC Sports on Twitter: "Dejar todo en la cancha nivel: LIONEL ANDRÉS MESSI.… "

Foto: Dejando la vida en el campo en la actual Copa América.

Adentro de la cancha se lo ve como una fiera dejando la vida y con toda su inteligencia puesta en ayudar al seleccionado argentino, ya con una generación nueva de futbolistas que le da una bocanada de aire fresco al equipo, y que no sufrió lo que tuvo que ver con las finales perdidas ante Alemania y las dos ante Chile. Eso, en la cabeza juega.

En el piso extenuado contra Paraguay, recibiendo un sin fin de patadas en todos los encuentros, jugando todos ellos aunque el técnico no lo pensaba, haciendo golazos y colaborando con sus compañeros, hasta el golpe propinado por Frank Fabra ante Colombia y su tobillo a la miseria, así siguió Lio, con el sueño latente, como lo hizo Maradona, de ser campeón con el combinado nacional.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DESTACADOS

VER MÁS ENEDITORIAL