DESTACADAEDITORIAL

EDITORIAL | La delgada línea entre la libertad de prensa y la irresponsabilidad social

Este lunes 3 de mayo se celebra el Día de la Libertad de Prensa en Argentina. La misma ha sido definida como la facultad que tiene toda persona de expresarse a través de los medios de difusión, siendo condición sine qua non para el ejercicio de este derecho la libertad de expresión.

Desde el comienzo de la pandemia, varios periodistas reconocidos han manifestado su opinión acerca de las medidas adoptadas por el Gobierno para frenar el avance del coronavirus. Lo mismo sucedió con la aparición de la vacuna. Voces a favor y en contra mostraron su parecer a través de artículos periodísticos, en la televisión o por medio de las redes sociales. Pero... ¿qué pasa cuando una opinión atenta contra la salud?

Muchos recordarán la portada de los diarios más importantes, en donde se pedía en común la frase "al virus lo frenamos entre todos", donde apelaban a "viralizar la responsabilidad" colectiva y no caer en falsos dilemas que podían perjudicar a la sociedad.

Meses más tarde, los cuestionamientos de las medidas no tardaron en llegar, incluso comenzaron a difundirse noticias falsas sobre las contraindicaciones de las vacunas o una posible cura del Covid-19 con la ingesta de dióxido de cloro. Es el caso de Viviana Canosa, que llegó a tomar en vivo, para todo el país, un líquido que al parecer era esa sustancia química para demostrar que podía ayudar a prevenir la enfermedad. Tan sólo un día después, un niño murió por ingerirlo.

Por otro lado, luego de las estrictas restricciones dispuestas por el Ejecutivo, periodistas de derecha y libertarios pusieron el grito en el cielo para pedir por la "libertad" de las personas y organizaron marchas masivas contra la cuarentena, fomentando a incumplirla. Estas convocatoria se hicieron eco en varios portales nacionales, generando un debate que no tiene gollete.

La cobertura mediática de la pandemia debe hacerse con responsabilidad, porque se pone en juego la salud de toda una población. Es cierto que la aparición de las redes sociales fomentaron las falsas noticias, pero el rol de los medios masivos de comunicación debe ser erradicarlas.

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DESTACADOS

VER MÁS ENDESTACADA