MUNDO

El príncipe Andrés renunció a sus cargos honoríficos para hacer frente a acusaciones de abuso sexual

El príncipe Andrés, hijo de la reina Isabel II, quien se enfrenta a una causa civil en Estados Unidos por agresión sexual, renunció a sus cargos honoríficos a la cabeza de regimientos militares y asociaciones benéficas.

"Con la aprobación de la reina y su acuerdo, los títulos militares del duque de York y sus patrocinios reales han sido devueltos a la reina", precisó en un breve comunicado el Palacio de Buckingham.

"El duque de York seguirá sin desempeñar ninguna función pública y se defenderá en este caso en calidad de ciudadano privado", agrega el texto.

Document

Un juez de Nueva York rechazó el miércoles una petición interpuesta por los abogados del príncipe para que desestimase la denuncia de agresiones sexuales presentada en su contra por Virginia Guiffre, una estadounidense que le acusa de una agresión sexual en 2001, cuando tenía 17 años.

Guiffre es una de las víctimas de los delitos sexuales del financiero estadounidense Jeffrey Epstein, declarado culpable de pederastia por un tribunal de Florida y quien se suicidó en una cárcel de Nueva York en agosto de 2019, donde aguardaba un nuevo juicio por tráfico y abuso de menores.

La amistad de Andrés, de 61 años, con el estadounidense, que defendió en una muy controvertida entrevista con la BBC en noviembre de 2019, provocó un gran escándalo que lo obligó a retirarse de la vida pública.

El caso de Andrés, considerado por todos como el "hijo predilecto" de Isabel II, es uno de los múltiples escándalos que dañan la imagen de la monarquía británica con los que ha tenido que lidiar recientemente la soberana a sus 95 años.

Por

DESTACADOS

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

VER MÁS ENMUNDO